imagen de guajes de color azul platinado

¿LACA Ó MAQUE? (I de II)

El término Maque se ha utilizado de la misma forma que el término Laca, de una manera sinónima, imprecisa y ambigua para designar objetos de superficie brillante o platinada, sin atender nunca a la composición química que hace posible el acabado. Los investigadores explican de una manera lingüística como se dio el uso indistinto de Laca y Maque; afirman que la palabra Persa “Lack” se tradujo al árabe como Sum, “m”, aca, sumac o cumac, que significa “encarnado” y que alude al color de la fruta de un árbol del que se obtiene la Laca, resina o barniz. La palabra árabe castellanizada se convirtió en “zumaque”, tras presentar una perdida al pronunciarlo en la Nueva España, y como en Japón la “laca” recibe el nombre de “Maquie”, que los portugueses convirtieron en “Maquiè” (barniz duro y brillante), el término “Maque” se generalizó para denominar a cualquier clase de Laca.

¿Qué es una Laca o Maque?

El Maque o Laca es una práctica de recubrimiento y decoración de cortezas vegetales y objetos de madera, que se logra mediante la combinación de un mineral finamente pulverizado y pigmentado. Éste se aglutina y adhiere a la superficie en la que se deposita por medio del axe, que es una grasa o cera de origen animal (resina o barniz). Para facilitar su aplicación se diluye o reblandece con un aceite secativo, que originalmente fue el de chía y a partir del virreinato también se usó, como hasta nuestros días, el de linaza.

Tipos de Lacas

La Laca autentica es la savia de varias especies de árboles del genero Rhus. Las Lacas pintadas están compuestas de la savia de otros árboles y otras sustancias vegetales que le dan color, el barniz dorado tan usual en la pintura oriental es una laca de esta clase.

La Laca de resina o goma es de origen animal, se obtiene a partir del tratamiento dado a las hembras de varias especies de insectos, en particular de Coccus lacca conocida ampliamente en Asia; es un sedimento resinoso y transparente de color rojo oscuro.

El “axe” o “aje” es una goma Laca la cual se obtiene a partir de un insecto que puede ser de las especies Coccus axin o Laveia axin y le da el acabado terso y lustroso a las jícaras que se producen en los estados de Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Chiapas. Por lo tanto se puede hablar de Laca o Maque Mexicano.

Historia

La jícara y el bule señalan el origen precolombino de nuestra actividad artesanal que un  día fue común en el continente y que hoy solo se conserva en Olinalá, localidad del estado de Guerrero, haciendo de nuestros artífices la aristocracia de la artesanía en México, y de nuestra tierra el centro laquero más importante de América.

olinala6

La posibilidad de resolver problemas domésticos en tiempos prehispánicos, como contener líquidos, guardar y transportar semillas, taparse la cabeza, etc., tuvo solución con los frutos que conocemos como bules, guajes, calabazas, tecomates, jícaras y otros nombres que se les dan según la región del país.

Los cronistas Españoles dejaron textos que atestiguaron el uso de estos objetos y su decoración, mediante la cual impermeabilizaban y embellecen diferentes tipos de recipientes. Esta práctica viene de siglos atrás de la llegada de los europeos, según los descubrimientos de los arqueólogos, que han encontrado en distintas regiones del país restos de pintura aplicada a objetos.

Los hallazgos efectuados por el arqueólogo Pedro Buzi en 1983, en la cueva de la Garrafa, en Siltepec Chiapas, han permitido conocer la técnica decorativa que seguían durante el postclásico tardío y la complejidad semántica que encerraban sus diseños. Este saber-hacer tradicional es resultado de un conocimiento ancestral, que se ha preservado hasta nuestros días gracias a su increíble vitalidad.

Las lacas que llegaron a observar los cronistas españoles fueron objeto de halago y admiración, las describían como piezas con gran resistencia debido a su decorado con esta técnica. Por su belleza los compararon con las lacas chinas que ya tenían un prestigio internacional, debido a la comparación se propicio la diversificación de la producción, pasando de jícaras y otros recipientes a los muebles.

Fue en Pátzcuaro, Michoacán, donde por influencia de don Vasco de Quiroga en su afán por mejorar y ampliar las actividades artesanales surgieron otras formas, verdaderas bellezas que fueron dedicadas a la exportación, sobre todo a España para un mercado elitista.

¿SABÍAS QUÉ?…

El emperador Moctezuma, saboreaba la preciada bebida del cacao, en jícaras tratadas y decoradas por medio de esta práctica, a través de la cual los objetos adquieren propiedades de impermeabilidad, resistencia al calor y un singular lustre que destaca su colorido y diseño.

Casa Mejicú fomenta la difusión permanente de la cultura mexicana.
Consume arte popular para embellecer tu hogar…

4 comentarios sobre “¿LACA Ó MAQUE? (I de II)

  1. Interesante información a cerca del arte popular mexicano, en donde a través de la creatividad se recrea al imaginación y la tradición de los pueblos, vaya pues un reconocimiento por tan importante labor que realizan, impulzando y promoviendo el autentico arte popular mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *