imagen frida kahlo

64 años de la muerte de Frida Kahlo

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nació el 6 de julio de 1907 en la Ciudad de México, en la casa que fuera propiedad de sus padres desde 1904, y que hoy se conoce como la Casa Azul.

A los seis años Frida enfermó de poliomielitis, causándole delgadez en su pierna; esto fue motivo de burlas. Sin embargo, estos sucesos no le impidieron ser una estudiante inquieta y tenaz. Realizó sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria.

El 17 de septiembre de 1925, Frida tuvo un trágico accidente. El autobús en el que viajaba fue arrollado por un tranvía. Las consecuencias para ella fueron graves: fractura de varios huesos y lesiones en la espina dorsal. Debido a la inmovilidad a la que se vio sometida varios meses, Frida comenzó a pintar.1

“Nunca pensé en la pintura hasta que tuve que guardar cama a causa de un accidente automovilístico. Me aburría muchísimo allí en la cama con una escayola de yeso y por eso decidí hacer algo”, diría Frida.2

Frida Kahlo fue reconocida por su colección de auto-retratos que pinto para ocupar su tiempo durante una inmovilización temporal después del accidente de tranvía.3

Tanto los críticos de la obra de Frida Kahlo como sus biógrafos coinciden en señalar que cualquier intento de separar la vida personal de su obra resulta casi imposible al analizar la temática, la simbología y hasta la técnica de la obra de la artista. Se trata de trabajos de sesgo muy personales y autobiográficos: Frida es sujeto y objeto de su pintura.

Difícil de clasificar unívocamente en una escuela, su obra se caracteriza por una síntesis de elementos expresionistas y surrealistas con una temática popular.

La denominación de “surrealista” para sus trabajos se basa en una razón principalmente histórica: André Breton definió así su obra en 1938 durante una visita que realizó junto a su esposa Jaqueline en México, en la que Frida y Diego fueron anfitriones de la pareja. Por esa época, acababa de llevarse a efecto la Exposition Internationale du Surréalisme en París, que Breton había organizado junto a otros artistas prominentes del movimiento surrealista: Marcel Duchamp, Paul Éluard, Salvador Dalí, Max Ernst, Man Ray y Wolfgang Paalen. Frida no alcanzó a exponer allí, pero a fines de ese año logró montar su primera exposición individual la galería Levi de Nueva York y André Bretón escribió el prólogo donde reitera su apreciación de la obra de Frida como exponente del surrealismo.

En 1939, Frida viaja a París para mostrar sus cuadros junto al fotógrafo Manuel Álvarez Bravo en la Galerie Pierre Colle. Durante este viaje logra impresionar a Picasso y a Kandinsky con sus trabajos. Picasso escribió más tarde a Diego Rivera una carta con grandes elogios para Frida, destacando sus habilidades como retratista: «Ni tú, ni Derain, ni yo somos capaces de pintar un rostro como los que pinta Frida Kahlo de Rivera».4 En 1953 en la Ciudad de México se organizó la única exposición individual en su país durante la vida de la artista. La exposición fue en la Galería de Arte Contemporáneo. La salud de Frida estaba muy deteriorada y los médicos le prohibieron concurrir a la misma. No obstante, llegó en una ambulancia, asistiendo a su exposición en una cama de hospital. Los fotógrafos y los periodistas se quedaron impresionados. La cama fue colocada en el centro de la galería y Frida contó chistes, cantó y bebió la tarde entera. La exhibición fue un rotundo éxito.5

El 13 de julio de 1954, gravemente enferma con neumonía, Frida falleció en la Casa Azul. La causa de su muerte fue oficialmente “embolia pulmonar”. Se sospecha que pudo ser suicidio, pero nunca se pudo confirmar. La ultima entrada de su diario reza: “Espero alegre la salida y espero no volver jamás” – Frida.

Esa tarde, su féretro fue colocado en el vestíbulo de entrada del Palacio de Bellas Artes, custodiado por la guardia de honor y el 14 de julio, más de 600 personas acudieron a presentar sus respetos. Su cuerpo fue incinerado ese mismo día. Sus cenizas fueron guardadas en una urna pre-columbina que se halla en la Casa Azul que compartió con Rivera.6

A 64 años de la muerte de Frida Kahlo, el culto a todo lo que tiene que ver con ella, ha servido no solo para dar a conocer su obra en los museos de distintas partes del mundo y abrir espacios al arte mexicano y latinoamericano en otros circuitos, sino que además creó un mito que está a la altura de Picasso, Van Gogh, Dalí y Andy Warhol.7

 

 

 

Fuentes

http://www.museofridakahlo.org.mx/esp/1/frida-kahlo/biografia

https://www.telesurtv.net/news/Esto-es-lo-que-debes-saber-de-la-muerte-de-Frida-Kahlo-20170707-0084.html

http://www.konbini.com/mx/inspiracion/dias-antes-de-su-muerte-fotografias-de-frida-kahlo-por-gisele-freund/

https://es.wikipedia.org/wiki/Frida_Kahlo

ttps://es.wikipedia.org/wiki/Frida_Kahlo

http://www.fridakahlofans.com/chronologyspanish.html

https://elpais.com/cultura/2017/07/13/actualidad/1499954384_298167.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *